Bodegas Igarmi

Bodegas Igarmi dispone de 3000 m² de instalaciones y una capacidad de almacenamiento de, aproximadamente, un millón de litros, siendo la bodega más grande de Cantabria.

La especialización en vinos blancos de “crianza bajo velo de flor” ha proporcionado a la bodega un gran prestigio en la hostelería de la zona.

La crianza “bajo velo de flor” es un proceso natural de cierto tipo de vino blanco en las soleras de roble. Requiere de un cuidado especial y mucha experiencia en su manejo, para evitar su deterioro.

Los matices que proporciona este tipo de crianza y su posgusto largo y ligeramente amargo es un placer único y difícil de igualar por otros caldos.

En la elaboración de sus vinos tintos se utilizan las técnicas más tradicionales, fusionadas con las últimas tecnologías, como la microfiltración o la microoxigenación, técnicas todas ellas muy respetuosas con el medio ambiente y con el propio caldo.